miércoles, 21 de enero de 2015

EL VESTIDO NUEVO



                                                                  Voluptuosa y al dolor ajena
                                                                  mi Luz está probándose un vestido,
                                                                  al junco esbelto de su piel ceñido
                                                                  como un fulgor, como una luna llena.

                                                                  Parece palpitar la blanca arena
                                                                  al irradiar belleza, contenido.
                                                                  En plena oscuridad ha amanecido
                                                                  entre el marfil, la nieve y la azucena.

                                                                  Mi amada se contempla, se pondera
                                                                  frente al veraz cristal indiferente
                                                                  que se colma de pájaros riendo.

                                                                  Mientras al borde de su primavera
                                                                  yo la imagino, en éxtasis creciente,
                                                                  de mi pasión aislada feneciendo.


48 comentarios:

  1. La fuerza de la "evocación" es tan poderosa que consigue que nos personemos allí donde no estamos...

    ResponderEliminar
  2. Hispano Americanas Poesías21 de enero de 2015, 21:17

    Vibrante, y brillante, poema. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hispano Americanas Poesías21 de enero de 2015, 22:28

      Por cierto que emocion... haber conocido esta ultima semana santa la Mancha... Villanueva de los Infantes... la tumba de Quevedo...donde nacistes...

      Eliminar
    2. Vaya, me alegro de veras. Hay muchas cosas que ver en mi "patria chica". Particularmente las huellas y el legado literario de Quevedo es lo que más me identifica. Creo que en no desdeñable medida la sombra de aquel caballero hosco y mordaz, pero superdotado para la poesía, ha influido en mi obra y lo sigue haciendo...

      Eliminar
    3. Hispano Americanas Poesías21 de enero de 2015, 22:55

      Me conmovió la Mancha... y la tenía pendiente... Dar con la Tumba de Quevedo... lo defines muy bien... gracias... intentaré seguir tu obra... Gracias de verdad...

      Eliminar
    4. Pues desde ahora esa obra queda a tu disposición.

      Eliminar
  3. Tienen corriente estas estrofas Rafael, me ha gustado, muchas gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mejor corriente es tu acogida. Abrazos y un saludo cordial.

      Eliminar
  4. Suena a canto de nueva esperanza, como un rayo de sol que entra por una rendija, pero que de pronto, lo ilumina todo, hasta el rincón más oscuro.
    Excelente soneto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La luz puede filtrarse a través del más humilde agujero, pero después se posesiona de cada cosa que encuentra... Algo parecido ocurre con el brillo de la poesía: sólo hay que evitar cegarlo. En él se encuentra nuestra esperanza, Antonia. Abrazos.

      Eliminar
  5. Gracias por compartirlo Rafael, muy lindo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por la recepción que le has dispensado.

      Eliminar
  6. Gracias Rafael Simarro, por su musa que le inspira tan bellos versos, aunque su fuerza se apodere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras esa "musa" no me retire su diadema seguiremos escribiendo así...

      Eliminar
  7. Espléndido y elegante soneto!!!! Gracias por compartirlo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el sendero de la poesía, que paso a paso se recorre.

      Eliminar
    2. Si, imaginación, acción, creación...

      Eliminar
    3. Emoción y sensibilidad depurada... un proceso continuo...

      Eliminar
  8. Centelleante soneto!! Muchas felicidades por tus obras!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El alma del poeta es como un espejo: recibe la belleza y la refleja con palabras...

      Eliminar
    2. Muy cierto!! Gracias poeta me ha gustado mucho!!!!

      Eliminar
    3. ...y ese reflejo se multiplica en los lectores como tú...

      Eliminar
    4. Gracias Rafael..

      Eliminar
  9. Mara Romero Torres23 de enero de 2015, 21:52

    Magnífico soneto, Rafael. Tienes arte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mara, viniendo de ti es un elogio que estimo en lo que vale.

      Eliminar
  10. Este poema, aplicado a una tarde de compras... cambiaría muchas perspectivas reticentes jejeje. Gracias Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es posible... basta con saber mirar. Un abrazo, Magda.

      Eliminar
  11. que bonito soneto!!...me ha encantado...

    ResponderEliminar
  12. Un poeta que encuentra inspiración hasta yendo de compras es un caso único... jajajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no fue exactamente así... pero en cualquier caso la inspiración que no falte, Roberto.

      Eliminar
  13. ...S UN PLACER... SEGUIR TU POESIA...

    ResponderEliminar
  14. gracias Rafael!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que mis poemas crucen el charco...

      Eliminar
    2. y lo cruzan!! jajaja acá los leo siempre!! y los espero!!

      Eliminar
    3. Con esa seguridad continuarán emprendiendo su viaje, no lo dudes...

      Eliminar
    4. gracias!!

      Eliminar
  15. Adriana Gutiérrez31 de enero de 2015, 11:32

    Muchas gracias Rafael!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que sigamos conectados y de que mis poemas te lleguen.

      Eliminar
  16. AlmaDayana AlmaDayana31 de enero de 2015, 11:35

    Belleza reflejada en el espejo y la sensibilidad del poeta. Elegante y preciosa visión...!!! Abrazos, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los antiguos venecianos aprendieron el arte de fabricar espejos, pero esos espejos no pudieron suplir nunca (ni podrán) a la mirada el poeta...

      Eliminar
  17. Qué gusto poeta encontrarlo... UN SALUDO DESDE LA MITAD DEL MUNDO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias y espero que esos encuentros prosigan.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar