martes, 16 de diciembre de 2014

UN ANTICUARIO PARECIDO A BORGES


                                                                A simple vista, el objeto carecía
                                                                de atractivo. Un prisma turbio, como sobado
                                                                por muchas manos.
                                                                Sin embargo, el anticuario insistía
                                                                en que nada en el mundo
                                                                le era comparable.
                                                                La condensación, en un solo punto,
                                                                del exuberante presente,
                                                                el dilatado panorama de la vida
                                                                que está sucediendo en cualquier parte.
                                                                Eso dijo.

                                                                Salí del establecimiento sin creerle.
                                                                Pero pongamos por caso que yo errase
                                                                y se pudieran ver, al mismo tiempo,
                                                                el oro sudoroso
                                                                de la cópula de los tigres,
                                                                juncos desarbolados por el tifón
                                                                en bahías orientales,
                                                                la hierba espesa y dura
                                                                de las Pampas,
                                                                un sepulcro toscano
                                                                de la época de los etruscos,
                                                                la restallante violencia,
                                                                las bandas de música,
                                                                los rebaños de hombres...
                                                                Habría adquirido entonces
                                                                un pasaporte para la locura.
                                                                Y a ver cómo volvía luego a mi trabajo
                                                                o recordaba pagar el alquiler.
 

31 comentarios:

  1. Poema en homenaje a este grandísimo escritor. Dedicado en especial a los amigos argentinos que siguen esta página.

    ResponderEliminar
  2. Cuando uno lee algo así, se da cuenta de haber encontrado un poco de bueno, entre tanta mediocridad.
    Me ha gustado, Rafael. De verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me satisface mucho darte la bienvenida a está página, amigo. Te agradezco esas palabras y espero que nos continuemos encontrando. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Un prisma espectacular, Rafael y un homenaje con galardón.
    Un placer leerte.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Homenaje necesario hacia alguien cuya importancia en la literatura es eminente... Igual de placentero resulta para mí acoger tus palabras. Besos, Antonia.

      Eliminar
  4. RAFAEL... GRACIAS... POR LO Q M REGALAS...MIL BESOS...

    ResponderEliminar
  5. BELLÍSIMO!!! GRACIAS Y COMO SIEMPRE ME QUEDO CON ESTA: "Habría adquirido entonces un pasaporte para la locura".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay buenas razones para sentirnos en deuda con tan magnífico y universal Señor de las Letras...

      Eliminar
  6. Hermoso!! Gracias Rafael por compartir! Es un poema en encomio a este maestro de escritura. Me ha gustado mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdaderamente se trata de un "maestro", como tú dices... Su vasta cultura y su inteligencia poco común lo convierten en uno de los mejores escritores de todos los tiempos... Me encanta que te haya gustado.

      Eliminar
  7. No esperaba que te inspirases en este autor, Rafael. He leído hace poco su "Historia universal de la infamia" y no es una obra muy poética que digamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin embargo Borges es también un destacado poeta, aparte de escribir "El jardín de senderos que se bifurcan" y "El Aleph", para mi gusto su mejor obra.

      Eliminar
    2. Esos libros que dices los buscaré para leerlos, gracias por sugerirlos.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Me alegra mucho y es un estímulo para continuar escribiendo.

      Eliminar
  9. ..sigue escribiendo Rafa por favor...

    ResponderEliminar
  10. ..no, no tengo duda, pero me encanta leerte...

    ResponderEliminar
  11. Quién tuviese pasaporte así a la locura... bello homenaje Rafael.

    ResponderEliminar
  12. AlmaDayana AlmaDayana10 de enero de 2015, 20:56

    Bellísima forma de narrar... Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También con la narración se puede crear poesía... Abrazos.

      Eliminar
  13. Se lo merece, un excelente poeta.

    ResponderEliminar