martes, 6 de mayo de 2014

ELEVARSE (A Ti)






                                                                  La apetencia de ti, de que adolezco,
                                                                  o el pinchazo de ausencia que me enfada:
                                                                  cualquier endemia se convierte en nada
                                                                  si en tu azul medicina permanezco.

                                                                  En el rescoldo de tus besos crezco;
                                                                  aumento en el joyel de tu mirada;
                                                                  en las caricias de tu pelo alada
                                                                  sube mi dicha donde no merezco.

                                                                  Nuevos versos te portan, se confían
                                                                  a tu abrazo fecundo, como hermanos
                                                                  que en una misma voluntad porfían.

                                                                  Tibios versos por ti lucen ufanos
                                                                  y mi bermejo corazón te envían,
                                                                  divinos casi de latir humanos.

 

24 comentarios:

  1. Sólo el amor permite descubrir cuánto espíritu hay en la carne...

    ResponderEliminar
  2. simplemente hermoso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por decirlo, es importante para mí.

      Eliminar
    2. Gracias a vos por compartir!!!

      Eliminar
  3. Gran composición Rafael, muchas gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, es la pasión por la poesía quien lo dicta.

      Eliminar
  4. Francisco de Miguel López7 de mayo de 2014, 20:10

    "Tibios versos por ti lucen ufanos", bonita frase de tu magnífico soneto Rafael, que te agradezco con todo mi corazón. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, mi hermano en poesía.

      Eliminar
  5. AlmaDayana AlmaDayana7 de mayo de 2014, 20:11

    Un excelente soneto. ¡Me ha encantado! Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer saber que mis poemas "llegan".

      Eliminar
    2. AlmaDayana AlmaDayana7 de mayo de 2014, 20:20

      Sí, tus poemas siempre son muy lindos y muy armoniosos.

      Eliminar
    3. Busco la música de las palabras y del corazón. Es lo más importante.

      Eliminar
  6. "si en tu azul medicina permanezco", vaya un verso más sugerente!! ¿es acaso la musa del poeta como su curación?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor puede ser una cura para muchas dolencias, Roberto.

      Eliminar
  7. ..lo digo por experiencia, cuando te elevas tanto acabas por caerte,...espero que no sea tu caso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se corre ese riesgo, en efecto. Si merece la pena o no es respuesta de cada uno.

      Eliminar
    2. hay que estar muy lleno para escribir así Rafa..

      Eliminar
  8. Pura belleza, poeta. Gracias por tu arte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Jeniffer, siempre me honras cuando vienes.

      Eliminar
  9. Es maravilloso leer tus versos lleno de calma y serenidad que es la misma palabra aporta mucha hay personas como yo que se necesita toda esa la imagen despierta una inmensa sensación de bienestar tan sublime con los versos gracias por compartir y que se trate como una medicina para algún lector como a mí un afectuoso saludos Guadalupe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que encuentres todas esas cosas en mi poesía. Mis cariñosos saludos también para ti, Guadalupe.

      Eliminar
  10. Nada hay que más elevado que amar. Amar siempre. Unos versos cuya tibieza es capaz de disolver en gotas los galciares del Ártico y hacerse bruma entre las olas para llegarse suavemente hasta la playa.
    Precioso soneto Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero qué bueno, Antonia...! Tu comentario ya es un puro ejercicio lírico, me ha encantado. ¡Cómo se nota que tienes madera de poeta! Muchísimas gracias por volver de nuevo a mi página.

      Eliminar