miércoles, 7 de octubre de 2015

EL COLOQUIO FUGAZ




                                                                   Desde siempre, mi vida, me esperabas
                                                                   en una sucesión de raudas fechas
                                                                   y entre dunas o flores que, deshechas,
                                                                   ignoraban tal vez que me soñabas.

                                                                   Pero la hora, mientras tú me hablabas,
                                                                   ya nos iba robando las endechas.
                                                                   Tu adiós de bruma con amargas flechas
                                                                   sobre mi soledad precipitabas.

                                                                   ¡Ay, herida del tiempo presurosa!
                                                                   ¡Ay, desgarro en el ánimo profundo,
                                                                   presto a morir de aquello que predica!

                                                                   ¡Cómo te siente en tu sazón dañosa
                                                                   mi alma, que en conflicto con el mundo
                                                                   más mezquino lo ve cuanto más rica!


44 comentarios:

  1. Un sentimiento no se mide por su duración, sino por su intensidad...

    ResponderEliminar
  2. Marisa Lozano Fuego7 de octubre de 2015, 20:54

    Muchas gracias, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradecido yo a ti de encontrarte en el territorio de la poesía.

      Eliminar
  3. AlmaDayana AlmaDayana7 de octubre de 2015, 20:57

    Intenso poema, y muy emotivo. Gracias por tan bellos sentimientos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Genial, maravilloso Rafael gracias

    ResponderEliminar
  6. Es uno de los poemas más bellos que he leído!! Penetrante... hay sentimientos que reflejan lo que se siente por dentro. Cala en el alma, escrito con una naturalidad asombrosa. Tu lenguaje fino, de altura!! Gracias, poeta, por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosas tus palabras, que te agradezco de corazón.

      Eliminar
    2. Es un placer leerte, poeta!

      Eliminar
  7. Adriana Gutiérrez8 de octubre de 2015, 0:01

    Siempre cantándole al amor Rafael!!

    ResponderEliminar
  8. Un soneto tan intenso como profundo : " mi alma, que en conflicto con el mundo
    más mezquino lo ve cuanto más rica!
    Esa es una proporción invariable, Rafael. Una verdad inmutable.
    Y un lujo verlo a través de los ojos de tu pluma.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Antonia, y un conflicto sin solución. El lujo para mi blog, como otras veces he dicho, es que ojos tan perspicaces como los tuyos se detengan en él... Abrazos, mi querida amiga.

      Eliminar
  9. Mil gracias Rafael por compartir. Un abrazo con el mayor respeto desde Argentina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer volver a esa tierra en la que tengo tantos amigos. Abrazos.

      Eliminar
  10. Guadalupe Velázquez8 de octubre de 2015, 20:22

    Gracias por compartir tan bello poema que emociona el alma, es un placer leerte.

    ResponderEliminar
  11. Un hermoso poema lleno de entrega Rafael! Mis más sinceras felicitaciones poeta, con gusto te leo! Saludos.

    ResponderEliminar
  12. "¡Ay, desgarro en el ánimo profundo, presto a morir de aquéllo que predica!"... Genial Rafael, muchas gracias por compartir. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una especie de muerte a plazos, pero así es, amigo. Un cordial abrazo.

      Eliminar
  13. "Podría yo estar encerrado en una cáscara de nuez, y me tendría por rey del espacio infinito si no fuera por los malos sueños que tengo"

    ResponderEliminar
  14. Hamlet, Acto Segundo, Escena II

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cita espléndida, amigo. Gracias por ponerla aquí.

      Eliminar
  15. un soneto muy bello Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tú ya nos tienes acostumbrados a la belleza

      Eliminar
    2. Eso es un elogio muy grande para mí. Gracias por decirlo.

      Eliminar
  16. Me gustó mucho adentrarme en tu espacio para leer lo que escribió tu corazón con la pluma del alma. Muy placentero llegar hasta ti Rafael. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada lector es un nuevo diálogo y como si la tarea del poeta acabara de comenzar. Me alegra este encuentro.

      Eliminar
  17. Los momentos para ser feliz no abundan y siempre están amenazados por la fugacidad. Esto me sugiere tu poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, Roberto, es una buena síntesis.

      Eliminar
    2. Sueles ir de fuera hacia dentro cuando escribes, como si un gradual ensimismamiento se apoderase de ti, o me equivoco?

      Eliminar
    3. Pues no, creo que no te equivocas. De algo te vale ser uno de los seguidores más antiguos de este blog.

      Eliminar
  18. Es verdad Rafael... los sentimientos jamas se miden... solo se sienten!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abrazos Rafael y gracias por compartir la belleza de la poesía!!!!

      Eliminar
    2. De nada, la poesía no es para guardarla en un cajón.

      Eliminar