domingo, 5 de febrero de 2017

EL IMPULSO




                                                                      Si tú estás triste no hay mayor tristeza;
                                                                      si lloras de pesar mi luz se apaga;
                                                                      y si padeces por tu senda aciaga
                                                                      mi propio caminar también tropieza.

                                                                      A tu consuelo, rauda, se endereza
                                                                      mi vida, que te siente abierta llaga,
                                                                      a separar de ti la hiriente daga,
                                                                      a soldar nuestras almas de una pieza.

                                                                      Quiero tu daño reducido a nada
                                                                      y en este campo, que serena al viento,
                                                                      bruñir paciente amanecer de oro.

                                                                      Quiero volverte alegre la mirada,
                                                                      resucitar las dalias de tu aliento,
                                                                      poner tu risa en el celeste coro...



 

47 comentarios:

  1. No es amor un sentimiento que no te hace dar lo mejor de ti mismo, en cualquier circunstancia y lugar.

    ResponderEliminar
  2. Bien traído el sentimiento que has querido reflejar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Juan. Es un placer como siempre recibirte en mi página.

      Eliminar
  3. Rossana Palacios Velezmoro.6 de febrero de 2017, 22:03

    Gracias Rafael por tan bello regalo para el alma, este poema, que logra su cometido, consolar, proteger, acoger. Como bien comentas, "el amor es un sentimiento que te hace dar lo mejor de ti mismo..." sí, así es como se debe sentir, como se debe actuar. Un gran abrazo desde Perú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecido por tan gentiles palabras. Un poeta no puede pedir más que ser un regalo para el alma. Y un honor haber llegado hasta tu bello país.

      Eliminar
  4. Jesús Manuel Abellán Muñoz.6 de febrero de 2017, 22:12

    Precioso poema en que nos describes de manera magistral como te afecta todo de la amada, es precioso, muchas gracias por tan bello y medido trabajo, me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hecho de que te afecte es una prueba de amor. Me alegra mucho que te haya gustado, amigo. Gracias a ti por dejar tu comentario.

      Eliminar
  5. Guadalupe Velázquez.6 de febrero de 2017, 22:17

    Un sentimiento bastante hondo de poeta. Precioso. Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Muy cierto, escribimos como en ese momento esté nuestro ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La poesía da la medida de ese sentimiento. Por eso vivirá siempre.

      Eliminar
  7. Yaneth Hernández.6 de febrero de 2017, 22:26

    Preciosas letras. Así es, escribimos como siente nuestro corazón. Esos lindos sentimientos que brotan desde lo más profundo de nuestra alma. Un placer leerte Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la acogida que prestas a mis versos. Es una invitación para volver.

      Eliminar
  8. Muchas gracias por compartir, bienvenido siempre.

    ResponderEliminar
  9. Sandra Mireya Valenzuela.6 de febrero de 2017, 22:34

    Gracias Rafael... saludos.

    ResponderEliminar
  10. La tristeza es de los peores sentimientos que nos invaden, sin dar ningún tipo de cuartel o descanso para el que la sufre, haciendo que nuestro mundo no tenga nada que nos agrade, por mucho esfuerzo que pongamos en ello... Hermoso tu escrito Rafael, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, la tristeza se parece a una carcoma que roe en el alma sin parar. Lo sé por experiencia, como también sé que la belleza resulta el mejor remedio. Gracias por continuar siguiendo mis poemas.

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Buen trabajo, es un género que me gusta mucho y tiene gran ternura.

      Eliminar
    2. Pues en eso coincidimos, porque a mí también me gustan mucho los sonetos.

      Eliminar
  12. Elisa Tapia Duque.6 de febrero de 2017, 22:50

    Un magnífico poema, escritor y poeta Rafael Simarro Sánchez, con esa sutileza tan tuya que cruza la línea de la inspiración para transformarlo en algo delicadamente sublime... Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus lindas palabras, constituyen un hermoso estímulo para mí. Saludos.

      Eliminar
  13. Damarys González.6 de febrero de 2017, 22:53

    Hermoso, Rafael. Gracias! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. que bonito poema, me ha encantado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por continuar tus visitas al blog, Julia.

      Eliminar
    2. emana una gran belleza de corazón.

      Eliminar
    3. Es que en la poesía ese corazón se encuentra a sí mismo.

      Eliminar
  15. El impulso hacia el bien...

    ResponderEliminar
  16. La hostilidad del mundo suele malograrlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás, amigo, pero una rosa no deja de exhalar su perfume aunque esté rodeada de inmundicia.

      Eliminar
  17. Evelyn Rodríguez.8 de febrero de 2017, 20:23

    Hermoso poeta

    ResponderEliminar
  18. Los buenos sentimientos y la poesía son cosas distintas, la autonomía del artista tiene que estar por encima de todo. Acaso lo ves de otro forma?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la poesía tuviera como única materia prima a los buenos sentimientos Baudelaire no habría escrito una obra tan decisiva como "Las Flores del Mal", eso me parece evidente.

      Eliminar
    2. Yo cada vez me convenzo más de que soy un libertario en cuestiones de arte y además radical...jajajaaajj

      Eliminar
    3. Bueno, yo también soy devoto de la libertad para los creadores, pero no hay que desdeñar ninguna posibilidad. Y que dos cosas sean distintas no quiere decir que no puedan coincidir alguna vez, Roberto.

      Eliminar
  19. Quien lo probó, lo sabe...

    ResponderEliminar
  20. Cristina Martín Gutiérrez.19 de febrero de 2017, 20:07

    Un buen soneto, Rafael muchas gracias.

    ResponderEliminar
  21. Volverte alegre la mirada,
    resucitar las dalias de tu aliento...
    Un ambicioso impulso, Rafael y un precioso soneto.
    Preciso en cada palabra, no cabe duda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa ambición poética que nunca nos debe faltar... Otro abrazo para ti.

      Eliminar
    2. He llegado hasta tu blog a través del de Maite Lorenzo ("Ex libris") en el que ayer publicó un soneto tuyo. Lo leí, me gustó y quise saber más de su creador, de Rafael Simarro. Es así como llegué hasta aquí.
      Veo que el soneto de resonancia clásica se te da de miedo. Este me ha encantado. También he leído algunas entradas anteriores. Si me admites voy a seguir tu blog para poder deleitarme con tus creaciones.
      Un coridal saludo

      Eliminar