miércoles, 9 de noviembre de 2016

LA BÚSQUEDA




                                                                   ¿Por qué te busco con fanal baldío
                                                                   a través de mi vida? ¿Por qué gime
                                                                   del corazón la noria y no se exime
                                                                   de su rodar monótono y vacío?

                                                                   ¿Por qué no me regala el señorío?
                                                                   ¿Por qué mi soledad no se redime
                                                                   al contacto de muchos? ¿Por qué imprime
                                                                   inconformista marca el afán mío?

                                                                   Mis preguntas no alcanzan parabienes.
                                                                   Tu pesquisa constante es lo que toca
                                                                   en este pulso en ascuas de mis sienes.

                                                                   Carne nací y no insensible roca.
                                                                   Demando a gritos el jardín que tienes.
                                                                   Yo soy la sed: el manantial, tu boca.



  

35 comentarios:

  1. En medio del desierto de la vida buscamos sin pausa el oasis de la belleza.

    ResponderEliminar
  2. Excelente soneto, un poeta con su fina gracia para hacer de la palabra un arte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. El soneto requiere una absoluta fidelidad a su exigente arquitectura.

      Eliminar
  3. Te felicito por tan bellas líneas plasmadas en tus letras Rafael... beso...

    ResponderEliminar
  4. Maravilloso, como siempre ¿dónde se había metido usté?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recargando las baterías poéticas, Adriana. Gracias por estar siempre ahí.

      Eliminar
    2. Bueno, al menos volvió.

      Eliminar
  5. Muy hermoso, Rafael. Ya extrañaba tus poemas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amiga. Espero estar con más frecuencia a partir de ahora.

      Eliminar
  6. Rossana Palacios Velezmoro.10 de noviembre de 2016, 19:04

    Intensos sentires plasmados en letras que invaden plácidamente a todo el que te lee, gracias Rafael por compartir. Éxitos permanentes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus amables palabras. El camino de la poesía no se acaba nunca.

      Eliminar
  7. Celebro mucho encontrarte de nuevo en tu blog, creía que lo habías abandonado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Roberto, ya es hora de ponerlo en marcha de nuevo.

      Eliminar
    2. Pero qué te ocurrió?

      Eliminar
    3. Digamos que a veces es necesario un eclipse para que luego vuelva la luz con más fuerza...

      Eliminar
  8. Un placer el leerlo saludos

    ResponderEliminar
  9. te parecerá una tonteria Rafael pero me había acostumbrado tanto a tus poemas que te he echado mucho de menos... me alegro de poderte leer otra vez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamento esta ausencia tan prolongada, pero hay cosas que no está en nuestra mano evitar.

      Eliminar
    2. pero ahora escribirás con más asiduidad?

      Eliminar
  10. ¡¡Precioso!! Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  11. Creo que huelgan las palabras para describir tan hermosos versos en ese soneto. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  12. Me alegra mucho leerte de vuelta, Rafael!

    ResponderEliminar
  13. Estupendo soneto!! Me alegra que estés bien poeta y que hayas regresado en el camino de poesía. Tienes razón todos buscamos una oasis en medio de desierto aunque a veces nos deja polvo. Felicidades a usted y a poetisa por el nuevo libro.Ya lo he leido.Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Cristina Martín Gutiérrez.19 de febrero de 2017, 20:23

    Un placer siempre leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El lector acompaña al poeta en su búsqueda de la belleza.

      Eliminar