lunes, 20 de abril de 2015

TU VIENTO



                                                                      Soplando libre, solamente atento
                                                                      a su designio de voluble estrella,
                                                                      al libro de mi vida, de mi huella,
                                                                      corre las hojas con alado acento.

                                                                      No transcurre jornada ni momento
                                                                      sin que oscile la llama, por él bella,
                                                                      sin que en amante e interior querella
                                                                      el alma en él respire, cobre aliento.

                                                                      Fustiga o acaricia; su privanza
                                                                      ora a lo alto de las cumbres sube,
                                                                      ora baja hasta el valle que se duele.

                                                                      Convertido en el fiel de mi balanza,
                                                                      como la brisa al empujar la nube,
                                                                      tu viento en rachas a mi nave impele.


42 comentarios:

  1. Cuando un ascendiente o un impulso se convierte en algo tan determinante ya no estamos hablando de una simple inspiración, sino de la propia vida.

    ResponderEliminar
  2. Eloísa Pardo Castro21 de abril de 2015, 18:57

    Me gusta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amiga. Te doy la bienvenida a mi página.

      Eliminar
    2. Eloísa Pardo Castro21 de abril de 2015, 23:35

      Un placer, Rafael Simarro, un saludo infanteño.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Espero que vuelvas por aquí y gracias por escribir.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Un poema no es más que lo que decide su lector. Muchas gracias.

      Eliminar
  5. Poema metafórico con la vida misma del ser humano. Gracias por compartir Rafael, excelente trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo poema representa, en mayor o menor medida, la vida de la que emana. Gracias a ti por dejar tu opinión.

      Eliminar
  6. Me gusta la fluidez de tu lírica, tierna y apasionada a la vez! Gracias, amigo, por compartir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer llegar hasta tu país en el viento de esa lírica a la que aludes. Yo soy el agradecido a tu amistad.

      Eliminar
  7. Es un precioso poema, muy emblemático, sencillo, es una explosión de sensaciones! El viento es el destino que nos lleva por donde menos nos imaginamos.
    Un poema no tiene análisis, sólo la más sincera interpretación que el corazón brinda, Gracias Rafael por compartir esa combinación de sentimientos y emociones!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentario magnífico, mi querida amiga, ya por sí mismo contiene una materia prima poética de primera magnitud... Gracias a ti siempre...

      Eliminar
    2. Nunca se sabrá la magnitud de un poema hasta que se experimenta en carne propia algo parecido a lo que el autor vivió en ese momento de inspiración. Es un placer leer tus versos, querido amigo.

      Eliminar
    3. Por lo tanto, es la capacidad para despertar un eco, para sugerir un recuerdo o para reflejar una experiencia vivida lo que establece el lazo entre el poeta y su lector... También es un placer para mí contar contigo.

      Eliminar
    4. Gracias, no voy a dejar de leer poesía.

      Eliminar
    5. Ni yo tampoco... ni de escribirla, por supuesto.

      Eliminar
  8. Un placer leerte estos versos... Maravilloso, siempre tan cortés Rafael... merci

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El soneto es el barco... y la poesía el viento. No está nada mal haber llegado hasta tu Ciudad Eterna. Me alegra que te haya gustado.

      Eliminar
    2. Sí muy hermosa...
      esplendida sera Rafael...

      Eliminar
    3. Espléndida y radiante noche también para ti...

      Eliminar
  9. Convertido en el fiel de mi balanza, como la brisa al empujar la nube... Un abrazo POETA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El barco del que todos somos pasajeros... Otro abrazo, amigo.

      Eliminar
  10. emotividad a flor de piel siempre en tus poemas Rafa... se me hace largo pasar sin ellos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En todo arte es imprescindible el equilibrio y la proporción. Por eso mi blog guarda sus tiempos y cadencias convenientes. Pero no se te hará largo, porque mi constancia lo mantendrá vivo con regularidad.

      Eliminar
    2. gracias por aclararlo...

      Eliminar
  11. Guadalupe Velázquez21 de abril de 2015, 23:30

    Pues sí, da una fuerza inmensamente grande lo que se siente al leer tan bello poema. Me encanta, me satisface leer estos versos, son tan tiernos que al mismo tiempo dejan una sensación de relajación a la propia vida. Gracias Rafael Simarro por escribir y por compartir, estaré esperando tu musa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre queda una sensación así después de escribir, como si se hubiera cumplido un íntimo propósito. Y la musa volverá, no lo dudes.

      Eliminar
  12. Gran soneto en el que demuestras tu maestría habitual. El "clipper" de la imagen muy atractivo también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo. Siempre me han gustado mucho las pinturas marinas y esta era buena ocasión de mostrar alguna.

      Eliminar
    2. Por cierto, cuando vuelves a los textos en verso libre?

      Eliminar
  13. Gracias Rafael!!!!! Me encantó!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Navegamos a favor del viento... Que no deje de empujarnos.

      Eliminar
  14. AlmaDayana AlmaDayana4 de mayo de 2015, 20:53

    Bellos versos en movimiento... como el abrazo del viento o el susurro de la brisa nos envuelven y nos hablan... Hay fuerza en los pensamientos cuando al alma llegan. Leerte es siempre un placer, Rafael. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa fuerza aumenta al compartir el latido de la lírica. Muchas gracias y abrazos.

      Eliminar
  15. Mara Romero Torres7 de mayo de 2015, 19:05

    Precioso!!

    ResponderEliminar
  16. Como la vida , a rachas , como el amor, en ráfagas de viento que nos empujan hacia adelante, oslilando en crespones ondultes, mareas plácidas o fulgurantes tormentas. Fantástico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer recuperarte en este espacio, Antonia.

      Eliminar