lunes, 11 de agosto de 2014

NINFEO





                                                                  Si sabes, ninfa, hacer que me enamore
                                                                  con la amapola urgente del deseo
                                                                  y al hilo de tu angosto devaneo
                                                                  que ya en la calle o entre rejas llore,

                                                                  conseguirás seguro que te adore,
                                                                  pues todo lo que escucho y lo que veo
                                                                  lo llenas tú, con alto pastoreo
                                                                  que no admite que norma lo valore.

                                                                  Moras como gigante diminuto
                                                                  en mi cuerpo mortal, me ves caerme
                                                                  y levantarme limpio con tu fruto.

                                                                  En mí penetras para poseerme.
                                                                  En mí te quedas para, en tu absoluto,
                                                                  el corazón de pulpa deshacerme.


32 comentarios:

  1. "Ninfeo": construcción que en los jardines de estilo clásico o renacentista puede encontrarse alrededor de un estanque, fuente o surtidor. También este soneto es una construcción alrededor del pozo del alma...

    ResponderEliminar
  2. Agosto de Ninfas, gran composición.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agosto de soledad y de recuerdos... Gracias, José, y un saludo.

      Eliminar
  3. Adriana Gutiérrez12 de agosto de 2014, 18:38

    QUÉ HERMOSO SONETO RAFAEL, Y LA ILUSTRACIÓN JUSTA!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imagen se sobrepone a la palabra o es el complemento más fiel de ella. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Yo te las doy a ti por tu fidelidad a la poesía.

      Eliminar
  5. Muy lindo poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También se hace arquitectura con las palabras...

      Eliminar
    2. totalmente!

      Eliminar
    3. Y los "edificios" que levantan son hermosos para que perduren.

      Eliminar
  6. Juansimón Rodríguez de Toro12 de agosto de 2014, 18:41

    ¿De quién es la imagen que acompaña al poema? Supongo que de un prerrafaelita, me encantan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser, la encontré en una página de pintura inglesa, aunque no recuerdo el autor.

      Eliminar
  7. Guadalupe Velázquez.12 de agosto de 2014, 18:43

    Gracias Rafael Simarro porque ya estás de vuelta con tus letras, gracias también por este bonito soneto que me ha llegado hasta aquí, tan romántico, que embelesa en todos sus versos. Muy cordiales saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya tenía ganas de volver y "matar el gusanillo". Saludos, Guadalupe.

      Eliminar
  8. AlmaDayana AlmaDayana12 de agosto de 2014, 18:44

    ¡Excelente soneto, y muy hermoso! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abrazo compartido, me alegra encontrarte de nuevo.

      Eliminar
  9. ..bienvenido de nuevo a "tu casa" Rafa, yo he pasado muchas veces estos días para releer poemas..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con tus lecturas en mis poemas no se habrá posado el polvo. Muchas gracias, Julia.

      Eliminar
  10. Solamente la poesía da lugar a antítesis como esta: "Moras como gigante diminuto...". Me ha llamado mucho la atención.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Roberto. Detallista y perspicaz, como siempre.

      Eliminar
  11. Precioso Rafael, un soneto que se traduce como un cacito de agua de ese pozo del alma... me quedo con este verso: "Moras como gigante diminuto en mi cuerpo mortal". Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En toda semilla va implícito el árbol, como un "gigante diminuto"... Así ocurre con el amor.

      Eliminar
    2. Cierto... Una semilla que crece tácitamente y en su brotar se enreda y resplandece en el alma del poeta...

      Eliminar
    3. En mi penetras para poseerme...como la lluvia en la seca tierra, como la llana en el fuego, como el fro en el hielo, como el amor en un corazón puro
      Bellísimo!!!

      Eliminar
    4. Muchas gracias por tus sentidas y hermosas palabras. "Como el amor en un corazón puro", la poesía no debe resultarte ajena cuando escribes así...

      Eliminar
    5. Escribir así no es más que el resultado del sentimiento que me provoca leer a grandes poetas como tu

      Eliminar
    6. Eres verdaderamente amable. No me considero un "gran poeta", pero desde luego comentarios como el tuyo constituyen el mejor estímulo para intentar llegar a serlo. La próxima entrega del blog será ya en septiembre y espero volver a encontrarte por aquí...

      Eliminar
  12. Son duda volveré, porque es aquí donde encuentro el "paraíso" en el que me gusta perderme
    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Bello, Rafael, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer, Magda, me gusta compartirlo contigo.

      Eliminar