jueves, 20 de febrero de 2014

E L O C U E N C I A

                                                 "Levantar para ti soñé yo un trono...".
                                                 José de Espronceda.

                                                 ¿Cómo mostrarte mi ardoroso celo?
                                                 Cuento vendimias a partir de un grano,
                                                                 extiendo de una gota el oceano
                                                                 y de una estrella el prolongado cielo.

                                                                 Acudo a Berenice desde un pelo,
                                                                 de esquiva golondrina hago verano
                                                                 y, habiendo cinco dedos en mi mano,
                                                                 te toco entera con mi solo anhelo.

                                                                 De una palabra te compongo un coro;
                                                                 con un latido, repicar rotundo;
                                                                 de simple dobla llegaré a tesoro.

                                                                 Y por clara señal en que me fundo
                                                                 al fiel soneto su servicio imploro:
                                                                 catorce versos donde cabe el mundo.



24 comentarios:

  1. El valor de las palabras da la medida de los sentimientos...

    ResponderEliminar
  2. Bajo esos racimos suena el verso de Espronceda. Muchas gracias Rafael por tus letras, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un racimo, como éstos que tanto abundan en nuestra tierra, se parece siempre a un poema.

      Eliminar
  3. Francisco de Miguel López20 de febrero de 2014, 23:39

    Gracias amigo Rafael, es un bonito soneto del gran poeta extremeño José de Espronceda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En sus versos encontré inspiración en muchas ocasiones...

      Eliminar
  4. gracias Rafael!!!... me quedo con esta:
    "Y por clara señal en que me fundo
    al fiel soneto su servicio imploro:
    catorce versos donde cabe el mundo".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El último terceto es el colofón del poema, lo condensa y explica al mismo tiempo.

      Eliminar
  5. QUE BELLO RAFAEL, GRACIAS!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, Adriana. Seguimos, como ves, "cruzando el charco"...

      Eliminar
  6. Maravilloso, querido poeta. Felicidades por tu obra.

    Un cordial abrazo.

    Jeniffer Moore

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi gratitud y mi cariño por esas palabras. Son un honor para mí, Jeniffer.

      Eliminar
  7. Esos racimos de uva que maravilla ver, que son algunas preferencia mía de frutas que nos da la tierra aquí tan cercana Jerez por ejemplo donde mas cerca estoy, debajo tu obra de tus versos es una maravilla complacer leer sus versos, y gracias también en que se funde a su fiel soneto por estos catorce versos gracias Rafael Simarro.

    Guadalupe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La "fidelidad" al soneto produce racimos así de fecundos. Gracias a ti por venir a comentarlo.

      Eliminar
  8. "De simple dobla llegaré a tesoro"... No, amigo, tú ya llegaste, lo comprobamos aquí todas las veces. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Roberto, pero yo sé bien que aún me queda...

      Eliminar
  9. Es un poema muy primaveral, por lo menos es una de las sensaciones que me ha dado la primera lectura...

    ResponderEliminar
  10. Y la parte de "anhelo" es muy sensual Rafa, ahí te lo has currao...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La frescura y cercanía que produce un poema es directamente proporcional a la pasión que se pone al escribirlo...

      Eliminar
  11. ..muy hermoso Rafa, un soneto redondo de principio a fin. Felicidades!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco mucho tus palabras, Julia. Un abrazo.

      Eliminar
  12. Un suspiro del alma en cada verso. De una grano de arena se puede intuir la playa... de un rayo de sol una espléndida mañana. ... El amor tiene esa capacidad, logra hacer inmenso hasta lo más pequeño... Elocuencia del enamorado.
    ME ENCANTÓ Rafael,
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo has glosado espléndidamente, Antonia, tal como acostumbras a hacer. Apenas puedo añadir nada más. Salvo decirte que me produce un gran placer cada visita tuya a mi página. Besos también para ti.

      Eliminar