jueves, 5 de diciembre de 2013

PERFUME

                                                               "Los olores persigo de tu viento...".
                                                 Miguel Hernández.

                                                 No te has ido. Mi piel te lleva escrita
                                                 con la delicadeza de un aroma,
                                                                 como roce sutil, como carcoma
                                                                 que fascinante mi pasión suscita.

                                                                 Tal vez ni puedes irte. Circunscrita
                                                                 en esta carne vas, caliente poma,
                                                                 que de tu hechizo presa en la redoma
                                                                 a ti se vuelve, evoca y necesita.

                                                                 Yo sé que no. Delicias de tu tacto
                                                                 femenino, fragancias: no las pierdo,
                                                                 pues juntas firman indeleble pacto.

                                                                 El negro plomo del olvido lerdo
                                                                 podrá abatir mi alma con su impacto...
                                                                 mas de tu impronta quedará el recuerdo. 

                                                                 

19 comentarios:

  1. Como en el frasco de la imagen, también en este soneto se contiene una esencia...

    ResponderEliminar
  2. Señor Rafael Simarro creo que sí,se queda la esencia del recuerdo de los sonetos, inevitable de los versos con su impacto de la fragancia,pudiendo abatir preso, escribiendo siempre el poeta, gracias. Guadalupe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay cosas que son inevitables... y la poesía es la única manera de expresarlas. Gracias a ti.

      Eliminar
  3. "El negro plomo del olvido lerdo podrá abatir mi alma con su impacto... mas de tu impronta quedará el recuerdo" GRACIAS!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era fácil expresar la impresión que nos produce un perfume. Pero al menos lo intenté.

      Eliminar
  4. Ese sentido del perfume siempre deja su estela de verso, muchas gracias Rafael por tus letras, hoy con aroma.

    ResponderEliminar
  5. Francisco de Miguel López6 de diciembre de 2013, 20:58

    Precioso soneto Rafael Simarro, es un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Para mí fue un reto escribirlo.

      Eliminar
  6. Al colectivo "Poesía eres Tú" le gusta este soneto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que sigáis en contacto con esta página concebida "por y para la Poesía".

      Eliminar
  7. Sí, Rafael, era difícil representar con palabras una sensación como ésta, pero tú lo logras con creces. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llega un momento, amigo Roberto, en que si te planteas en serio escribir poesía con continuidad cada nuevo poema implica un desafío. Y en ello seguimos...

      Eliminar
  8. ..lo logras, una y otra vez, soy una enganchada de este blog. gracias por escribir asi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me consta que eres de las más antiguas seguidoras de este espacio poético, lo cual te agradezco doblemente, por venir a él y por perseverar.

      Eliminar
  9. Aromas atrapados por siempre en el recuerdo. La frangancia de aquello que por hermoso tiene una esencia única, propia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La persistencia de ese tipo de recuerdos suele ser muy poderosa... Gracias, Antonia.

      Eliminar
  10. Es tan poderosa la memoria olfativa... Bella forma de capturarla en palabras Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con las palabras el poeta fabrica redes para capturar muchas cosas. Y los poemarios son como colecciones de esas pequeñas capturas... Gracias por tu comentario.

      Eliminar